WELCOME TO instasize-online.com

Sell Furniture Online Without Making These Mistakes

Iniciar un negocio vinculado al comercio electrónico no es para nada fácil, especialmente en un país que supedita las normas que regulan a éste a las europeas. En España, es fácil abrir una tienda online, pero existen ciertos requisitos legales que hay que cumplir a rajatabla porque debemos estar legitimados para comprar y vender productos o servicios. A continuación, os contamos cómo crear una tienda online en España y sus requisitos.

Impuestos
trlgcu

1.- Actividad de venta

Aquí hay un problema de distinción típico en el e-commerce y todo lo causa las normas españolas tan enrevesadas. Para saber qué impuesto deberemos pagar, como cualquier otra burocracia que tengamos que hacer, debemos definir bien cuál es la actividad de venta, es decir, a qué nos vamos a dedicar (vender productos de bricolaje, experiencias, etc.).

Además, debemos dejar claro el canal de venta que vamos a utilizar, en nuestro caso, el comercio electrónico, e-commerce o venta online. Cuando vendemos por internet no estamos haciendo un negocio diferente del que vende físicamente, simplemente hemos cambiado el canal de venta, pero la actividad es la misma.

trlgcu

2.- Regulación legal

Una vez definida la actividad de venta, nos tocará elegir cómo nos vamos a regular frente al sistema ¿Vamos a montar una sociedad/empresa? ¿Vamos a actuar como persona física? ¿Qué es lo más conveniente? De buenas a primeras, os recomendamos que contactéis con una asesoría legal para ello porque no hay nadie más adecuado para aconsejaros.

Dicho esto, no es lo mismo montar una tienda online vendiendo productos, que montar un e-commerce en el que vendemos nuestros servicios como profesionales (programador web, diseñador, copywriter, etc.) ¿Por qué? Porque, en este caso, puede que nos interese ser autónomos.

En el caso de la compra-venta de productos, se suele recurrir a la constitución de una sociedad porque es algo más profesional. Con todo esto, tendremos que darnos de alta en la Seguridad Social y en Hacienda, como elegir un epígrafe o modelo de IAE. En el caso de que queramos vender por Europa o fuera de España, habrá que registrarse en el ROI.

trlgcu

3.- Impuestos

Llegamos a los impuestos, los más temidos por los emprendedores o empresarios. Lo más normal, es que elijáis ser autónomos, al menos de inicio. Siendo autónomos, tendremos que pagar una cuota mensual y hacer una declaración trimestral de los ingresos y gastos que hayamos tenido en los últimos 3 meses.

  • Cuota mensual. Ahora, se está aplicando una tarifa plana de 60€ mensuales durante el primer año de autónomos, siempre que no hayamos sido autónomos anteriormente. Aquí da igual lo que ingreses, es un gasto fijo que se paga el último día del mes. Pasado el primer año, la cuota sube progresivamente, pasando a ser 141€/mes.
  • Declaración trimestral de IVA. Aquí tenemos que presentar todas las facturas que hemos realizado durante 3 meses. Debemos declarar el IVA soportado (Compras/gastos) y el IVA repercutido (ventas/ingresos). Además, tendremos que pagar el IRPF, el cual, como mínimo, suelen ser 123€.

El mejor consejo que os podemos dar, es que contactéis con una asesoría para estos menesteres porque son algo complicados de llevar a cabo por cualquier persona que no tenga nociones de contabilidad.

4.- TRLGCU

El Texto Refundido de la Ley General de Consumidores y Usuarios es la norma que debemos entender y tener en cuenta para el ejercicio de nuestra actividad. Aquí se expresan las obligaciones que tenemos como vendedores, como, también, los derechos. Cabe mencionar que es una norma que beneficia claramente a los consumidores porque se considera que ellos son la parte débil y nosotros la parte fuerte.

Debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Contratos a distancia, cómo se perfeccionan, cuando muestra su consentimiento el comprador, etc.
  • Plazos para realizar pedidos.
  • Plazos de entrega, cumplimiento taxativo. Como máximo 30 días, hay plazos adicionales, pero no os recomiendo que os acojáis a ellos.
  • Derecho de desistimiento por parte del comprador. Este es un derecho que tiene el consumidor o usuario para resolver el contrato de compraventa sin tener que alegar ningún motivo, ni poder imponerle ninguna sanción por ello. Estamos obligados a informar al consumidor de que tiene este derecho y de que lo puede ejercer durante 14 días después de haber comprado el producto. Por último, deberemos reembolsar el precio TOTAL de la venta.

5.- Normas europeas

Por si éramos pocos, hay que atender a las normas europeas de armonización sobre el comercio electrónico, teniendo en consideración la última Directiva europea, la cual entro en vigencia en mayo de 2018. Europa se ha puesto muy seria con el e-commerce y está dispuesta a regular la Zona Euro lo máximo posible para que los residentes no se encuentren desamparados por las leyes nacionales de los Estados Miembros, así que cuidado con vender fuera de España porque no estaremos libres y coleando.

lopd

6.- Ley de Servicios de la Sociedad de la Información

Viene a expresar las condiciones generales de contratación, el deber de información que tenemos como vendedores, estando obligados a decir nuestro domicilio, objeto social, nombre, etc. Por otro lado, tenemos que especificar a qué se dedica nuestra empresa, el precio TOTAL del pedido que se va a realizar de forma desglosada, las formas de pago, los métodos de envío; todo lo que tenga que ver con la venta del producto.

Por último, también estamos obligados a tener un aviso legal en nuestra página web.

7.- LOPD

La Ley Organica de Proteccion de Datos es muy rigurosa y la debemos cumplir a rajatabla. Entre tantas obligaciones, las principales son las siguientes:

  • Tenemos que pedir consentimiento expreso a los usuarios para poder tratar sus datos.
  • Debemos informar del uso de cookies.
  • Debemos proteger la privacidad de los datos de acceso de los usuarios a sus cuentas.
  • Hay que notificar a la Agencia Española de Protección de Datos.

8.- Dumping

Está terminantemente prohibido vender por debajo de los precios de coste, es decir, no podemos vender por debajo de lo que nos ha costado adquirir el producto para su posterior reventa. Sin embargo, es posible vender el mismo producto en tienda física y tienda online con precios distintos; normalmente, suele ser más caro el de la tienda física.

Ley de Servicios de la Sociedad
Close Menu